martes, 19 de agosto de 2014

Tal herejía


http://autopistaelectricano.blogspot.com.es/2011/09/el-eurodiputado-willy-meyer-registra.html


¡Tal herejía,

ver con torres eléctricas

hollado el monte!

2 comentarios:

  1. A mí tampoco me gustan esos molinos, pero caemos en la incertidumbre del fin último de su existencia: la obtención de energías límpias. Dificil rompecabezas, tal vez la solución sea consumir menos para necesitar menos molinos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por comentar, José.
    Bueno, yo no me refería precisamente a los molinos, puesto que aunque estropean el paisaje suelen estar en llano y es para energía limpia. Más bien hago referencia a los tendidos eléctricos y a algunas centrales que son instaladas como fábricas horribles en picos altísimos donde uno piensa que no ha pisado nadie y no sólo han pisado, sino que levantan ahí un mastodonte de hierros oxidados para seguir explotando el planeta.

    ResponderEliminar