lunes, 24 de junio de 2013

Luna tras los montes

La luna asoma
 
tras los montes cual dama
 
con abanico.

Atardecer

La luz rojiza
 
dibuja azules sombras
 
en las montañas.

Contando cuentos

Contando cuentos
en la vía del rey,
entre barrancos.

Dos de la tarde



Dos de la tarde.

Un ratón aplastado

por el carruaje

Pintor oriental

Un oriental
 
pinta al sol sevillano
 
la catedral.

Olivar

Veredas ocres
 
entre las verdes filas
 
de los olivos

Jaramagos

Los jaramagos
 
invaden el terreno
 
de los cultivos

Libélula y acónitos

La libélula
 
se posa, delicada,
 
en los acónitos.

El embalse

Entre montañas
 
el embalse turquesa...
 
¡y el olivar!

Primavera sureña


Pasa tan rápido

la primavera al sur:

¡Veintidós días! 

Al límite

Apremia el hambre
 
una violencia justa
 
contra el cacique.

Una hormiguita

Una hormiguita
 
se llevó al hormiguero
 
la piel del pie

Abeja de arena

La abeja excava
 
un túnel en la arena
 
y en él se entierra.

domingo, 23 de junio de 2013

?

Entre lo eterno

y las inmensidades,

todo el misterio

Bucolismo




La poesía

es un campo lejano:

no se ven cardos

Un alemán


Un alemán

se queja de las moscas

que le molestan

Rozando la superficie

La mariposa
 
roza apenas del lago
 
la superficie.

Ternura

En mi regazo,
tu cabeza; y tu pelo
entre mis dedos.


¿Quién más?

¿Quién más oyó
 
tu corazón latiendo
 
en sus oídos?

...Y tú durmiendo

Suave oleaje
 
rompiendo en las orillas...
 
y tú durmiendo.

Olor a monte

A nuestro paso

aroma a eucaliptos,

jaras y pinos.

Tanka del bienestar

Tranquilidad.
Juego de sombra y luz
bajo el olivo.
Y el monte allá a lo lejos
contra el cielo sin nubes.

Concupiscencia II

Concupiscencia:
 
ése íntimo ardor
 
de fuego líquido.

Campos vallados

Quien pone vallas
 
al campo, entristecer
 
consigue al ojo.

Puntos negros

Se estruja el poro
 
y, cual gusarapillo,
 
sale la pus.

Secretos rincones

Entrando en ti
 
por secretos, oscuros,
 
dulces rincones.

Mano anhelante


¿Sientes mi mano
ardiendo en tu entrepierna,
toda anhelante?

Lujuria

Siete pecados:
 
la lujuria hago mía
 
como bandera.